Los cuidadores también necesitan cuidarse

Tener a tu cargo una persona dependiente, consume muchas energías. La actuación de los cuidadores es impresionante: se dedican en cuerpo y alma a un ser querido que les necesita. Pero esta dedicación les puede pasar factura si no se cuidan también a ellos mismos.

 Lo ideal es compartir tal responsabilidad con otras personas, pero a veces no es posible.

Aquí os dejo unas pinceladas que sería bueno tener en cuenta si eres cuidador, para cuidarte, y así, poder cuidar mejor a los demás.

1. Aprender a autoevaluar el propio estado
2. Controlar la tensión e identificar posibles fuentes de tensión
3. Conocer los derechos del cuidador
4. Reconocer los sentimientos e identificar sus causas y aceptarlos
5.Incrementar la realización de actividades gratificantes: planificación de actividades gratificantes
6. Identificar los problemas y solucionarlos
7.Conocer y emplear adecuadamente distintos tipos de comunicación
8. Aprender estrategias de comunicación asertiva
9. Desechar pensamientos poco eficaces y sustituirlos por eficaces
10. Reconocer y afrontar sentimientos de culpa
11. Mejorar la autoestima

Os dejo la referencia de una guía donde se tratan estos puntos y más por si os interesa:

Crespo López, M. y López Martínez, J. (2008) Guía para Cuidadores de Personas Mayores en el hogar. Cómo mantener su bienestar. Colección Manuales y Guías: Serie Dependencia. Secretaria de Estado de Política Social. IMSERSO. Ministerio de Educación, Política Social y Deporte. Gobierno de España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *