Los problemas que surgen en la sociedad de hoy en día

Acabo de leer un artículo muy interesante sobre los nuevos problemas que estamos sufriendo causada por el estilo de sociedad que estamos creando.

Los importantes desarrollo tecnológicos de esta sociedad hace que surjan nuevos problemas con los que tenemos que lidiar día a día. Con esto no quiero mandar un mensaje de «tecnología = mala», sino que debemos ser lo suficientemente responsables como para ir solucionando los pequeños inconvenientes de las nuevas tecnología.

Este artículo cita cuatro fuentes de malestar del día a día, de las cuales me gustaría destacar tres:

  • los derivados del efecto de la tecnología: las nuevas tecnologías consiguen que no estemos solos nunca, conectados a las redes sociales, a las aplicaciones de mensajería, etc., lo que conlleva un nivel muy alto de estimulación constante, y por lo tanto, al final del día, un cansancio mental  sobrecarga del sistema nervioso. Por ello, mucha gente denota una «necesidad de desconectar». 
  • los derivados de la desconexión del mundo natural: la contaminación, forzar los ritmos de sueño-vigilia, la vida  «rápida», la comida rápida, la desconexión con nuestro cuerpo, la falta de intimidad, y la falta de contacto real con las personas que apreciamos, nos producen sentimientos de cansancio, soledad y bajo estado de ánimo. 
  • El paso de estrés episódico a estrés crónico: esto es una consecuencia de los derivados anteriores, pero, así mismo, también es una fuente de malestar, ya que funciona como un factor de predisposición para la aparición de episodios depresivos, violencia social e interna, etc. Todo esto se enmascara por la aceleración que creemos sufrir, como medida defensiva del ser humano. 

La cuarta que cita el artículo es la falta de sentido, el aumento del individualismo y la falta de causas por las que luchar, algo que, en mi opinión, por nuestra situación económica y social está disminuyendo, ya que la gente esta comenzando a acoger causas, como la marea blanca, la marea verde, la plataforma anti-desahucios…. lo que está devolviendo un sentido a la sociedad.

Todos estos generadores de malestar, se pueden evitar de forma sencilla:

  • aprendiendo a desconectar, 
  • apagando durante un rato cada día el móvil, el teléfono, la tablet…. 
  • aprendiendo a reservar una hora al día o un día a la semana para nosotros mismos, nuestro cuidado, 
  • aprendiendo a escuchar al cuerpo, 
  • aplicando técnicas de relajación y meditación, 
  • acudiendo a un psicólogo cuando detectemos señales de que los episodios de estrés aumentan más de lo estamos acostumbrados, o cuando dichos episodios se convierten en una fuente de malestar personal. 
Os dejo la referencia del artículo por si estáis interesados en consultarlo: 
Martínez, C. (2013). La visión transpersonal y el abordaje psicológico clínico en la infancia. En Visión Posible. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *