Operación bikini… ¿otra vez?

Esta entrada va dedicada a todas esas personas que están pensando en empezar una dieta (o ya la han empezado) con el objetivo de adelgazar para el verano. A todos nos ha pasado:

– Decidimos ponernos a dieta
– Escogemos una dieta que encontramos por internet, vimos en una revista o nos la recomendó un amigo o conocido.
-No fuimos a hacernos un chequeo para saber si nuestro cuerpo puede soportar dicha dieta.
-No fuimos al médico para que nos dijera si en realidad necesitamos adelgazar y que nos aconsejara sobre la dieta que hacer.
-Una vez que nos ponemos a dieta, nos cuenta mucho o no vemos los resultados que esperábamos.
-Terminamos la dieta, y en muy poco tiempo recuperamos lo que habíamos perdido (o incluso más).
-Nos sentimos frustrados y no queremos que nos vea en bañador o bikini.
-Al final, lo mandamos todo a la porra, y nos ponemos el bikini, nos tomamos unas cervezas en el chiringuito, nos reimos cuando la ola nos salpica y nos vamos con la familia de pescaitos fritos.

¿No sería mucho más fácil y menos «sufrido» aceptar que cada uno es diferente, que la felicidad no depende de 4 o 5 kg, que el motivo de adelgazar no puede ser el verano sino la salud y pasar directamente al bikini, las cervezas, los refrescos, las olas y los pescaitos con la familia?

Si decidís adelgazar, que sea por salud, no porque «toca operación bikini».

Y sonreir: la gente que sonríe resulta mucho más atractiva que la que no. Ese debería ser nuestro plan bikini.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *