Sueño reparador: beneficios y recomendaciones.

Qué importante es tener un sueño reparador y cuánta gente me encuentro que no lo consigue. Sabemos que el no dormir o el dormir mal tiene consecuencias en nuestra salud, tanto física como mental, entre estas:

  • Cansancio, fatiga.
  • Mal humor.
  • Falta de concentración.
  • Dolores de cabeza.
  • Estrés.
El tener un sueño adecuado y óptimo nos acarraea una serie de beneficios a tener en cuenta como:
  • Ayuda a no aumentar el cortisol y que tengamos unos niveles adecuados de esta hormona con influencia en el estrés, en el sistema inmunitario y en el sistema nervioso, por lo que un reducido número de horas de sueño o no tener un sueño reparador podría afectar también al desequilibrio de estos sistemas.
  • Nuestro cerebro descansa y procesa todo lo que ha «trabajado» durante el día, se recupera.
  • Control del peso, un adecuado sueño afecta también a nuestro metabolismo, el dormir pocas o excesivas horas (menos de 6 horas o más de 10) puede afectar al peso de uno.
  • Respiramos de manera más lenta y profunda, (respiración diafragmática) oxigenando así todo el organismo.
He comentado algunos de los muchos beneficios y me parece interesante pues, dejar varias recomendaciones para facilitar un buen sueño reparador:
  1. Llevar una rutina de sueño, es decir acostarse y despertarse a la misma hora.
  2. Cuidar la temperatura del dormitorio, ni mucho calor ni tampoco mucho frío.
  3. No tomar cafeína, té, alcohol antes de dormir.
  4. Cuidado con el estrés, te aconsejamos ejercicios de relajación.
  5. Desconéctate del móvil, televisión, ordenador…, relaja la mente.
  6. No practiques deporte poco antes de dormir, procura que pasen al menos 2 horas entre el final de la actividad física y el acostarte a dormir.
  7. En la cama no leas, no escuches la radio ni veas la televisión, aconsejamos que sea el espacio de dormir unicamente.
  8. No cenes de manera copiosa justo antes de irte a la cama.
  9. Si te desvelas a lo largo de la noche, no te quedes en la cama más de 15 minutos sin dormir, levántate y vuelve a hacer actividades relajantes que te ayuden a volver a conciliar de nuevo el sueño.
Aquí os dejo una antigua entrada de Paula que os puede ser interesante y va ligado con el tema:
Esperamos que os sean de utilidad estas indicaciones, no dudéis en consultarnos cualquier pregunta que tengáis a Paula y a mí, estaremos encantadas de responderos.
¡Que disfrutéis de un buen sueño!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *