Superar una depresión no es un estigma

Lamentablemente, en la última semana, se está hablando mucho de la depresión, de si la depresión lleva al suicidio, de si alguien que ha superado una depresión puede o no hacer ciertas cosas, o dedicarse a ciertas profesiones.

Todas estas reflexiones que están surgiendo en los medios de comunicación, vienen a raíz del accidente de Germanwings en Francia, y de las informaciones que están surgiendo al rededor de la figura del copiloto.

Lo primero (y ante todo) mi pésame y apoyo a todos los familiares y amigos que han perdido a alguien en el accidente. Pueden contar con el equipo de RC Psicología para lo que necesiten.

Lo segundo que me gustaría dejar claro, es que no conozco el caso del copiloto, no tengo la información de su estado psicológico en el momento del accidente, y no voy a comentar si estaba o no en condiciones para trabajar.

Esta entrada tiene cómo objetivo desmentir que una persona que ha pasado por una depresión debe quedar manchada por siempre jamás con un estigma.

Que una persona haya padecido una depresión sólo implica que pasó por un mal momento, en el que pidió ayuda para salir de él, y que actualmente tiene más herramientas para detectar que va a traspasar la línea roja antes que cualquiera que no haya pasado por esa experiencia, porque esa persona ya tiene las herramientas.

Reconozcamos el valor para admitir «estoy mal», reconozcamos el coraje que se necesita para buscar ayuda, reconozcamos la fuerza que hay que tener para luchar y superar una depresión.

Estas personas son tan hábiles como cualquiera, y, en su caso, su capacidad de lucha, de autoconocimiento, y de fuerza, ya están probadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *